Trata bien a tus maquillajes.

FUENTE: Getty Images
A veces, sin darnos cuenta, podemos estar tratando mal a nuestros productos más preciados. Y no sólo eso, sino que no cuidarlos puede terminar afectando nuestra salud... ¡pero esos malos modales pueden desaparecer!

Muchos de los consejos que se dicen para este tipo de casos son de conocimiento general, pero por ser tan conocidos, a veces son olvidados o no son tomados en cuenta, y en lugar de eso son obviados.


Vamos a recordar entonces algunos tips esenciales para aprender a tratar con más respeto y cuidado a nuestros maquillajes y productos de cuidado de piel.



1) Proteger tus productos.
Los productos de belleza necesitan SPF (factor de protección solar) tanto como tu propia cara. Los pigmentos en tu maquillaje son increíblemente sensibles, y pueden ir desapareciendo al estar expuestos a la luz solar. Los ingredientes en muchos sueros con vitamina C y protectores solares pueden volverse altamente inestables ante la exposición de rayos UV, lo que quiere decir que no lograrán hacer el trabajo sobre tu piel para el que están preparados  de manera efectiva. Entonces, para preservar su funcionalidad, hay que mantener los maquillajes y productos para piel lejos de las ventanas o de luces muy brillantes. Y, de ser posible, vaciar los contenidos de botellas transparentes en otras de colores opacos u oscuros, para reducir aún más la cantidad de luz que pueda llegar al producto.

2) Prevenir el desarrollo de bacterias.
¿Sabes qué es lo que más odian los productos de belleza? El calor y la humedad. ¿Entonces por qué la mayoría de las personas guardan sus maquillajes en el baño? El vapor de la ducha ayuda a propagar el desarrollo de bacterias por todos lados, ¡así que llegó la hora de mudar a tus maquillajes a otra parte! De todas formas, para aquellos que no quieren hacer desaparecer todos sus productos del baño, al menos deberían sacar de allí todos los maquillajes cremosos, ya que son los más propensos a originar bacterias. Y almacena los productos que usas en tu rutina de cuidado de piel en un lugar fresco y seco.

3) Dales un baño.
Si se te hace difícil recordar cuándo fue la última vez que limpiaste tus pinceles y brochas, estamos delante de un problema muy grande. Limpiar el packaging de tus productos de belleza esenciales también puede prevenir mucha suciedad y el acumulamiento de células de piel muerta. Entonces, dales a tus productos favoritos una limpieza semanal con un repasador o toalla húmeda (para los más perezosos, pueden usar una toallita húmeda descartable). También es esencial secar tus accesorios de baño luego de una ducha caliente para prevenir que se oxiden—¡es posible usar la misma afeitadora durante varias semanas sin que esta pierda su frescura!

FUENTE: Getty Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario