Qué tan necesaria es la LIMPIEZA de PINCELES

Es muy común que aparezcan en la vida malos hábitos de belleza, pero uno de los más conocidos en el mundo del maquillaje definitivamente es el de pinceles y brochas sucias. 
Aunque esto puede no parecer algo importante, el no higienizar ni mantener limpias las herramientas que se usan para maquillar puede llegar a convertirse en un problema muy serio.

Cuidar a tus pinceles como se debe no solo ayuda a que funcionen mejor, sino que también extiende su vida útil, y lo más importante, previene la formación de bacterias peligrosas en los mismos.

Entonces, ¿qué puede pasar si uno no mantiene estos elementos limpios y cómo es la manera correcta de limpiarlos?




Cómo pueden afectar a tu piel los pinceles sucios
Mientras que las fibras de las brochas y los pinceles toman los pigmentos que luego van a ir a parar a la piel, también recolectan suciedad, aceites y bacterias, lo que puede afectar más todavía a personas de piel sensible o propensa al acné. Toda esta acumulación de partículas pueden transferirse a la piel y causar desde granos, a sarpullidos o hasta infecciones.

Otro peligro al cual hay que estar atento es a la propagación de virus. Por ejemplo, un simple pincel que se usa para aplicar brillo labial puede transmitir herpes, como también los pinceles de ojos pueden transmitir conjuntivitis u otras infecciones virales, así que hay que tener mucho cuidado con el uso de los pinceles. Esto va especialmente a los maquilladores profesionales, que usan los mismos pinceles es muchas caras distintas, a veces hasta en un mismo día. Por lo que uno siempre tiene que estar atento a dónde está usando su pincel, y tener en cuenta en dónde lo va a usar después. Las áreas de mayor probabilidad de transmisión de bacterias son los ojos y los labios, por lo que los pinceles que tienen menor chance de correr este riesgo son los que se usan para aplicar rubor o polvos en el resto del rostro.

Consejos de limpieza
Sumado a las consecuencias que pueden afectar la salud por no limpiar los pinceles, tener las puntas de los pinceles y brochas sucias también puede interferir con tu trabajo artístico. A los pinceles hay que lavarlos al menos una vez por semana, ya que esto mantiene las fibras suaves y permite poder aplicar el pigmento fácilmente en la piel.

De todas formas, esto sólo se recomienda para las personas que usan el maquillaje en su vida diaria, no para maquilladores profesionales. Para los profesionales (y también personas con piel propensa al acné o cual otro problema de piel), lo mejor es lavar sus esponjas, pinceles y brochas diariamente, ya que la mayoría de las veces trabajan en los rostros de muchas personas distintas constantemente, entonces es indispensable que tengan listos y limpios sus elementos para maquillar a todo momento.

Hay muchos métodos para limpiarlos, pero el mejor es lavarlos de la misma forma que uno lava su propio pelo: usando shampoo y acondicionador. Con tan solo una muy pequeña cantidad de shampoo se pueden quitar todos los restos de maquillaje que quedan en los pinceles, y despues el acondicionador ayuda a mantenerlos suaves y brillantes. Despues de eso, enjuagarlos bien y dejarlos secar encima de un papel de cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario