DELINEADO, un básico.

Parece una de las cosas más fáciles de realizar a simple vista, pero al momento de hacerlo, puede llegar a convertirse en una de las más complicadas; ¿por qué pasa esto con uno de los elementos más importantes y clave de un buen maquillaje?

El delineado no sólo cambia de diseño según la moda, sino que también cambia dependiendo del tipo de ojo que tenga cada uno. Es por eso que se vuelve tan importante analizar previamente cómo son los ojos que van a ser maquillados, ya que el delineado va a ser lo que le de el énfasis adecuado a la mirada, y lo que va a corregir la gran mayoría de los defectos que los ojos pudieran tener. Cada tipo de ojo tiene sus propios trucos para poder lograr un buen delineado básico, vamos a ver algunos ejemplos:

Los OJOS GRANDES tienen que ser delineados completamente: la parte superior, inferior y la interna también. En el caso de que no te guste delinearlo entero, o que quieras darle al ojo un efecto de forma almendrada, otra opción también es la de delinear toda la parte superior, y en la inferior sólo delinear desde el extremo externo del ojo hasta la mitad del ojo y difuminarlo para que emparejarlo con la parte que queda sin delinear, como si dibujaras una V horizontal ("<", la típica cola/ala/wing).


Los OJOS PEQUEÑOS pequeños, al contrario, tienen que ser delineados lo menos posible. Lo ideal es delinear solo la parte superior del ojo, empezando con una línea bien fina desde el lagrimal y que la misma recorra todo el párpado (tiene que estar lo más pegada posible a las pestañas), y puede extenderse un poco en la esquina externa del ojo. Esto ayuda a resaltar los ojos y la mirada, y cuando más delgado sea el delineado, más natural va a resultar el maquillaje y será mucho mayor la ilusión de que los ojos parecen mucho más grandes de lo que en realidad son. La parte de abajo puede ser delineada también, aunque es preferible usar un trazo suave y aprovechar también el truco de la V horizontal, que expande todavía más la mirada.


Los OJOS ESTRECHOS son parecidos a los ojos pequeños, pero la diferencia es que se suma el hecho de que son más alargados (muy comunes en personas con rasgos orientales orientales). También hay que expandir la mirada y agrandar el ojo, pero en este caso el delineado tiene extenderse todavía más en lo que sería el vértice o la punta de la <, por lo que se dibujaría entonces una cola/ala/wing más larga y por fuera del ojo. Además, la línea que va desde el lagrimal al otro extremo del ojo, debe ser más gruesa que la que se recomienda hacer para los ojos pequeños, y por último, delinear solo la mitad externa, para poder terminar la <, y unir esa línea con la cola/ala/wing de la línea de la parte superior. Al igual que con los ojos pequeños, no se recomienda abusar mucho del delineador, ya que se terminaría dando el efecto opuesto al deseado.


Los OJOS ALMENDRADOS son aproximadamente los más "naturalmente proporcionados", por así decirlo, por lo que pueden probarse en ellos una gran variedad de delineados distintos. Lo más importante a tener en cuenta al maquillar estos ojos es mantener la simetría entre las colas/alas/wings del delineado de cada ojo.



Entonces, cuando uno conoce bien como manejarse según los distintos tipos de ojos, puede crear delineados más dramáticos, o de diferentes diseños, y amoldarlos a la forma del ojo, ya sea este pequeño, grande, almendrado o estrecho.

¿Hay algún secreto para que el delineado salga perfecto y dure todo el día?

Para lograr un acabado prolijo y que dure durante todo el tiempo que sea necesario, usar el producto correcto es clave en lo que respecta al delineado de ojos. Por ejemplo, si vas a usar delineador líquido, tiene que ser uno que se seque con rapidez y waterproof, para evitar que se corra o manche el párpado o el resto del ojo y el maquillaje. Además, es conveniente que el pincel del delineador sea lo más pequeño y delgado posible (lo más parecido a la punta de un marcador tipo Sharpie ó microfibra), de esta forma se hace mucho más fácil dibujar sobre el párpado para lograr delineados perfectos, y también ayuda a la hora de probar delineados de diseños más complicados. Por último, el color debería ser bien intenso y rico en tinta, de modo que si el delineado fuese solo una línea muy fina se pueda ver perfectamente (no sirve si el producto parece una acuarela cuando se lo aplique).

Con delineadores de lápiz, es indispensable contar con un buen sacapuntas (uno diseñado para maquillaje, no el que se usa para lápices normales, porque puede arruinar el producto), para que el lápiz tenga siempre una superficie lisa, que no pueda llegar a lastimar al ojo de ninguna forma. Los delineadores de lápiz son muy buenos para los principiantes, y lo mejor es elegir uno que tenga una mina suave y firme (ni muy blanda ni muy seca) para evitar que se parta al aplicarla o que se borre fácilmente al poco tiempo de usar el delineador.







¿Querés saber cuáles son los mejores delineadores que hay ahora en el mercado? Eso y el último grito de la moda en delineado se verá en la próxima entrega, ¿te lo vas a perder?

No hay comentarios:

Publicar un comentario