PINCELES: Cara y Mejillas

Elegir las herramientas adecuadas para crear un look es tan importante como los colores y las fórmulas que vayan a usarse, y este asunto puede resultar bastante tramposo. Realmente se vuelve una tarea sobrecogedora y hasta desalentadora para cualquier maquillador. Al haber tanta variedad de formas, nombres y tipos de pelo que tienen los pinceles, puede volverse confusa la hora de decidir cuáles realmente necesita usar uno y porqué.

¿Nunca te preguntaste cuál pincel es mejor para la base, cuál para el corrector, el polvo volátil, el labial, etc.? Para darles una perspectiva del asunto, vamos a describir como puede uno formar su KIT IDEAL DE PINCELES


Investigaremos entonces qué pinceles están hechos para cuáles productos en específico, y además agregar algunos consejos especiales para tener en cuenta a la hora de usarlos y aprovechar los pinceles al máximo.
_________________________________________________________________________________

Cada look requiere de herramientas distintas, y la elección de pinceles es algo muy personal. De todas formas, hay tipos de pinceles que conviene usar con ciertos productos en particular; por ejemplo, los pinceles de pelo natural son mejores para aplicar maquillajes en polvo generalmente, mientras que los de fibra sintética son ideales para soluciones cremosas o líquidas. Esto se debe a que es más fácil remover de los pinceles o brochas hechos con pelo sintético los restos que quedan de maquillaje al limpiarlos; en cambio, cuando uno usa pinceles de pelo natural en formulas cremosas o líquidas, se vuelve muy trabajoso limpiarlos y quitar bien los aceites que contienen este tipo de productos.

Ahora si, vamos a ir repasando qué pincel se recomienda para cada etapa de un maquillaje, basándonos en para qué sirven al usarlos, con qué productos se pueden usar, y por último, como cuidarlos de la mejor forma. Elegimos mostrar como ejemplos los pinceles y brochas MAC, una de las marcas más importantes, ya sea para maquilladores profesionales como para alguien a quien le gusta maquillarse con productos de calidad.

cara & mejillas
sintéticos
187 DUO FIBRE BRUSH: Siendo una brocha que combina fibras sintéticas con naturales, es ideal para aplicar y esfumar capas finas de pre-bases, cremas humectantes, bases líquidas, rubores y bronzers cremosos, iluminadores, etc., aunque también puede usarse para aplicar maquillajes en polvo, por lo que se vuelve una herramienta muy práctica para maquillajes básicos o más complicados.
190 FOUNDATION BRUSH: Pincel de punta grande, compacta y plana, hecho completamente de fibra sintética, que también sirve para aplicar y esfumar los mismos tipos de productos, líquidos y cremosos (sumando también a los correctores, ya sean líquidos, cremosos o en gel); pero, a diferencia de la brocha anterior, este pincel es mejor si se necesitan acabados más precisos, ya que gracias a su firmeza también sirve para, por ejemplo, destacar y sombrear. Claramente es otro pincel que a uno le gustaría llevar en su maletín.
191 SQUARE FOUNDATION BRUSH: Este pincel es parecido al anterior; pero es mucho más flexible y su punta es mediana, cuadrada y plana, lo que lo convierte en una herramienta ideal para, además de aplicar, difuminar, destacar y sombrear, se puede usar para contornear y delinear. Es un buen compañero del pincel grande para bases, ya que con este se pueden hacer detalles más específicos en el maquillaje.
195 CONCEALER BRUSH: También de fibra sintética flexible, es medianamente pequeño, largo, y su punta es levemente redondeada; es el pincel perfecto para elegir a la hora de aplicar y esfumar el corrector (de cualquier tipo), o para corregir cualquier detalle del maquillaje del rostro.
naturales
150 LARGE POWDER BRUSH: Una brocha suave y ceñida, con punta grande y redondeada. Perfecta para aplicar y difuminar el polvo volátil, rubor o bronzer en polvo (suelto o compacto) en las mejillas y los pómulos. Es un integrante clave y básico para cualquier kit de pinceles y brochas.
168 LARGE ANGLED CONTOUR BRUSH: Esta particular brocha tiene forma rectangular grande, es compacta, y con punta angular y suave. Su diseño lo convierte en la brocha ideal para contornear las mejillas de forma perfecta. Entonces uno puede aplicar el rubor o el bronzer y esfumarlo, pero a la vez manejarlo y darle la forma que uno necesite para lograr un acabado bien fino.
138 TAPERED FACE BLUSH: De una textura ultrasuave, tiene una forma redondeada y ligeramente en punta, y sus laterales en bisel son los que ayudan a modelar contornos precisos. Esta especialmente diseñado para realzar y agilizar la técnica de esculpir y dar forma al rostro; con los laterales se contornean ciertos planos de la cara, y la punta para aplicar y difuminar el rubor o el bronzer (también se recomienda sólo para productos en polvo).
109 SMALL CONTOUR BRUSH: Un pequeño pincel de forma redondeada y completamente en punta, que sirve para aplicar, difuminar y contornear con los productos en polvo el rostro. Su forma es lo que ayuda a que siempre quede el color suficiente en el lugar donde se lo aplique.

Ya mostramos todo lo necesario para armar tu propio kit de pinceles y brochas para usar en la cara y las mejillas, ¡la próxima se vienen los pinceles para ojos! ¡Atentos que llega esta semana!

BASES, ¿cuál elegir? (Parte 3)

Basta de bases líquidas, ¿qué hay de las cremas y los polvos? Si, también son fórmulas buenísimas para maquillar y que no deben ser olvidadas.

Por eso en esta última parte, vamos a detenernos y observar las ventajas y desventajas que tienen este tipo de bases: en qué tipo de piel se ven mejor, para que tipo de maquillaje conviene usarlas, etc.
base crema 
Las bases cremosas son similares a las líquidas full coverage, en el sentido de que uno es libre de manejarla como quiere, expandiéndolas en la cantidad que fuera necesario. Es muy fácil de aplicar y de expandir, tanto que puede tomar una textura casi idéntica a la de la piel. Sin embargo, estas bases contienen aceite en la fórmula, por lo que no se recomiendan para personas con cutis graso. Por último, también resultan muy prácticas, pero uno tiene que tener en cuenta comprar la base adecuada para su tono y tipo de piel, y no sólo comprar un producto porque es cómodo para llevarlo dentro de la cartera.
se recomienda: Lancome Absolue Teint SPF 20 Foundation
_________________________________________________________________________________


El polvo es un poco más difícil de manejar que la base de tipo líquida, pero la ventaja que tiene es que es mucho más práctica que esta otra. Al contrario de las bases líquidas, las bases en polvo pueden llevarse dentro del bolso de mano en un aeropuerto, y las chances de que se derramen en tu bolso de cosméticos son mucho menores. Además, es perfecto para hacerse retoques a lo largo del día. Sin embargo, si uno tiene manchas en la piel o zonas muy problemáticas a la hora de cubrirlas con maquillaje, este tipo de fórmulas no son las más recomendadas para usar.

base polvo compacto 
Después de haber aplicado una base líquida, colocar el corrector es mucho más fácil ya que un producto cremoso se esparce cómodamente por sobre una superficie cremosa. Entonces, con los polvos compactos, aplicar el corrector se vuelve una tarea más complicada: uno tiene que poner el corrector primero, fijar esas áreas con polvo volátil, y luego de eso superponer el compacto. Yo recomiendo este tipo de bases para personas que tengan una piel excelente, y que sólo quieren un acabado suave y natural.
se recomienda: MAC Studio Fix Powder Plus Foundation


base polvo
No son las más comunes para aplicar directamente sobre la piel; muchas personas prefieren poner antes una capa fina de base cremosa, líquida o humectante con color, y luego encima una capa de base en polvo que ayuda a fijar y a dejar una base bien homogénea. Pero, para aplicar sobre el rostro limpio, no se recomienda para personas con poros muy abiertos en la piel, ya que pueden acentuarlos aún más este tipo de bases; al contrario, se recomiendan más a personas que tengan muy buena piel generalmente, y que no necesitan de mucha base. De usarse este polvo solo, el acabado es una piel sedosa y natural.
se recomienda: Dior - Diorskin Nude Natural Glow Fresh Powder Foundation


Y así llegamos al final de este gran viaje por cada uno de los tipos de bases que hay en el mercado. Espero que les haya sido útil y que les sirva para poder elegir la base que les conviene llevar en su bolso de maquillajes personal y qué bases son indispensables para tener en su maletín profesional.

¡Pero no se distraigan que esta semana van a llegar nuevos artículos como siempre! ¡Quedate cerca para descubrir cuál será el tema elegido!

BASES, ¿cuál elegir? (Parte 2)

Como ya hablamos varias veces, esta es la época de las imágenes en alta definición, por lo que la BASE es indispensable que este perfectamente aplicada, en especial si el rostro maquillado va a aparecer ante cámaras HD, en las que hasta el más mínimo error o marca pueden aparecer en evidencia al instante.


Entonces, siguiendo con los diferentes tipos de bases, hoy vamos a ver las bases ideales para usar en maquillajes de alta definición, ya sea para televisión o fotografía.
base full coverage
El nombre en inglés ya lo sugiere: estas bases se encuentran del lado pesado (en español, significa ‘cubrimiento total’). Si la piel tiene zonas decoloradas, como por ejemplo manchas solares (consecuencias que demuestran la importancia del uso constante de protector solar), rosácea, etc., este tipo de bases van a resultar prácticas para cubrir esa clase de imperfecciones. Además, uno siempre puede suavizar una base full coverage con un humectante o esparciéndola por el rostro y removiendo el excedente con una esponja o brocha. Esta clase de bases también está disponible en formato Oil Control, pero de todas formas, uno siempre tiene que asegurarse de que, al trabajar con este tipo de bases más pesadas, esta esté bien distribuida en los bordes de la cara y en la línea de la mandíbula, y que no cruce el límite entre la cara y las raíces del pelo, ya que sino el maquillaje parecerá una máscara.
se recomienda: MAC Pro Longwear Foundation (1)


base matte
Durante la década de los 90, el tono de piel matte no tuvo una racha de buena suerte, en gran parte porque las fórmulas de las bases eran muy pesadas. Pero desde entonces, estas cambiaron muchísimo, y uno puede conseguir un acabado matte sin tener encontrarse con esos looks gruesos y sin vida que abundaban en el pasado. 

Las fórmulas de las bases matte gerealmente no son grasosas, o tienen muy poco aceite (oil control o oil-free), por lo que el maquillaje resultante no tiene esa cualidad resplandeciente que tienen las bases iluminadoras o dewy. No sólo eso, sino que también mantienen el tono matte durante todo el día, requiriendo un uso muy pequeño de polvo o y dejando de lado la necesidad constante de retocar el maquillaje. De todas formas, si te gusta la idea de un acabado matte, pero aún así querés que la piel tenga algo de brillo, lo mejor es usar un rubor o un iluminador que tenga un satinado muy leve y aplicarlo encima de la base matte para añadirle ese toque extra de vida a la piel de la cara. 

Y, si uno tiene piel seca o con arrugas o líneas de expresión muy marcadas, una base matte va a acentuar demasiado las arrugas y otras marcas que pueda tener el rostro, por lo que no sería para nada la base adecuada para ese tipo de piel. Sin embargo, un cutis graso puede verse muy beneficiado al usar este tipo de bases. Al estar compuestas por fórmulas libres de aceite, son ideales para aquellos con piel grasosa, pero igualmente deben ser cuidadosos y estar atentos a la hora de aplicarla, ya que no es conveniente que usen mucha cantidad. Además, aproximadamente media hora después de fijar la base con polvo volátil, los aceites naturales de la piel comienzan a darle vida y luz a la cara, lo que demuestra que no es necesario usar tanta cantidad de base o de polvo.
se recomienda: Make Up For Ever Mat Velvet + Foundation (2)


base HD (líquida)
Normalmente, y casi siempre, las bases HD contienen fórmulas semejantes a las de las bases matte, que, a fin de cuentas, es el resultado que se busca encontrar para maquillaje HD (ya sea para fotografía o video). Cualquier parte de la cara en la que aparezcan manchas rojas, van a verse como enormes zonas brillantes a través de una cámara, por lo que una base matte ayuda a mantener al mínimo a esos tipos de problemas. Las fórmulas HD generalmente tienen un cubrimiento muy fino y bueno, y es ahí en donde se pone en juego su papel dentro del mundo de las nuevas tecnologías. Sin embargo, este tipo de bases siguen siendo de acabado matte y pueden resultar algo secas, así que uno tiene que tener en cuenta todos los conceptos que conforman a las bases matte a la hora de comprar una base HD.

Por otra parte, las mejores bases para maquillajes de alta definición son las que contienen silicona en sus fórmulas, un agente que le da luz y un aspecto suave al rostro, además de hidratarlo. Este tipo de bases son de larga duración, y claramente ideales para este tipo de maquillajes en donde el detalle es indispensable. Los principales derivados de la silicona por la que están compuestas estas bases son ciclometicona (lo que provee de luz y suavidad a la piel) y dimeticona (el hidratante). Las bases con silicona generalmente se recomiendan para pieles de tipo normal a seca, ya que mantiene humectada la piel.
se recomienda: MAC Studio Sculpt SPF 15 Foundation (3)

¡Pero esto no se termina acá! ¡Aún nos queda una última parte sobre lo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una base! ¡NO SE LO PUEDEN PERDER!

BASES, ¿cuál elegir? (Parte 1)

Uno de los aspectos que más asusta del maquillaje (quizás por ser inevitablemente la clave más importante para un buen maquillaje), definitivamente es la BASE. No importa cuántos artículos se escriban o cuántas guías se armen para conseguir la base perfecta, las preguntas y el lugar a la duda y la confusión siempre encuentran lugar para volver a aparecer. Y no ayuda que en el mercado haya tantas fórmulas y tipos de base diferentes para elegir, ya que abren aún más la puerta a la equivocación a la hora de comprar una base. Para uso personal, con que uno encuentre la base o la mezcla de tonos de base que imitan a la perfección su tono de piel basta, pero para un maquillador profesional, es indispensable contar con una amplia variedad de colores, tonos y tipos de base, porque cada persona tiene una tez distinta y propia, entonces la mezcla que funciona en un rostro, no necesariamente va a ser igual de exitosa en el de otra persona. Por ejemplo, para alguien que tiene un cutis graso no es una buena elección aplicarle una base iluminadora, mientras que otra persona con piel seca tendría que evitar a toda costa usar una fórmula de base matte.

A lo largo de esta semana, vamos a repasar los diferentes formatos en los que las bases pueden aparecer, y a explorar qué tipo de base funciona mejor en qué tipo de piel.
base líquida
La fórmula más común y fácil de usar. Es cómoda de aplicar, esparcir y esfumar en la piel, y el producto es simple de manejar para lograr cubrir todas las áreas que sean necesarias del rostro. Pero, a consecuencia de eso, este tipo de base aparece en infinidad de opciones distintas, por lo que puede convertirse en una tarea difícil comprar una base líquida en un local de cosmética si uno no tiene una idea específica de lo que está buscando. 

Para eso sirve estar informado del tema y, mejor todavía, conocer la jerga correspondiente al maquillaje. ¿En la descripción del producto dice que es humectante o que la fórmula es hidratante de alguna manera? Entonces es el producto que las personas con piel grasosa deben evitar consumir. Las bases de larga duración y las Oil Control (preparadas para absorber el aceite que produce el cutis antes de que este se vea en el maquillaje) se encuentran del lado más pesado y en tonos matte, los cuales pueden llegar a acentuar rasgos muy finos del rostro o posibles arrugas, por lo que las personas con piel seca o de mayor edad, deben buscar bases del tipo más suave y livianas.
se recomienda: Chanel Perfection Lumière (1)


base cremas hidratantes con color
Los humectantes con color son geniales si uno tiene la piel en excelente estado generalmente, o a lo sumo con sólo unas pocas áreas decoloradas o problématicas que necesitan ser corregidas. Esto se debe a que la base necesaria es casi mínima, pero la misma ayuda a emparejar algunas zonas rojizas que pueden aparecer en ciertos lugares del rostro. De todas formas, a esto es conveniente agregarle corrector luego para lograr un resultado homogéneo y natural. Este tipo de cremas hidratantes son ligeras, fáciles de aplicar y la gran mayoría tienen SPF (FPS – Factor de Protección Solar). Son ideales para usar en el día a día, ya que uno puede ahorrarse el trabajo de ponerse base, y directamente aplicarse la crema como si fuese un humectante normal (obviamente no hay que usar cantidades exorbitantes, con una capa fina es suficiente), y luego corregir lo que sea que haga falta con un poco de corrector.
se recomienda: Sisley Soin Teinté Phyto-Hydratant (2)


base iluminadoras
En este momento, es el tipo de base que está de moda; todos están locos por las nuevas bases iluminadoras. ¿Y por qué tanto escándalo? Porque la sutil iluminación que producen le dan un brillo y un resplandor a la piel que la hace lucir más joven, vital y hace que las celebridades literalmente ‘brillen como estrellas’. Las fórmulas por las que están compuestas este tipo de bases satinadas lucen excelente en eventos de la Red Carpet, en donde la iluminación no está bajo el control de uno, y para un maquillador profesional, uno quiere que su cliente se vea sutilmente radiante, y no grasosa o brillosa. 

Con eso dicho, las bases iluminadoras no son para todos. Para personas con poros abiertos o cutis graso (características que, casualmente, pueden llegar a venir de la mano), este tipo de bases sólo van a lograr exacerbar esos rasgos, asentándose en los poros y haciendo que la zona T (la superficie de la frente y de la nariz juntas, forman una T) de su rostro sea visible desde el espacio. Si de verdad quieren conseguir ese brillo, lo más recomendable es aplicarla luego y con un poco de polvo iluminador – de esa forma, uno puede controlar en dónde quiere que se vea el brillo. Esto pasa porque los aceites naturales de la piel se mezclan con los de la base y le dan a la piel un resplandor hermoso; pero si al brillo natural de la piel se le suma mucha cantidad de brillo al aplicar una base satinada, el maquillaje se vuelve un completo desastre.
se recomienda: Giorgio Armani Luminous Silk Foundation (3)


base dewy
La palabra dewy proviene de ‘dew’, que significa ‘rocío’ en español. Estas fórmulas logran un acabado bien humectante en el rostro, y hace que la piel se vea fresca, como ‘recién bañada en rocío’, para ser más literales y aprovechar el nombre que llevan este tipo de bases. Son buenísimas para el rango de pieles que van desde normales a secas, gracias a su fórmula hidratante. Pero, tienden a tener mucho aceite; en especial, este es generalmente el segundo o tercer ingrediente principal del producto, por lo que no se recomiendan en absoluto para pieles grasosas. En lo que respecta a la cobertura, no son las mejores si se necesita cubrir varias imperfecciones, pero son excelentes para darle un poco de color natural al rostro. Por ejemplo, si uno usa protector solar diariamente (que es lo que se debería hacer), el rostro seguramente se vería más claro que el tono del resto del cuerpo. 

Lo mejor de este tipo de bases es que le dan calidez a la piel sin que se vea pesada o que se note que está maquillada, por lo que uno puede elegir tonos un poco más oscuros que su tono de piel normal (uno o dos, no más que eso), sin tener que preocuparse por si la piel se ve artificial.
se recomienda: Vincent Longo Liquid Canvas Dew Finish Foundation (4)


¡Ya develaremos lo que les espera en la próxima entrega sobre BASES! ¡Espero que hayan encontrado muy útil el artículo!

¿Qué DELINEADOR conviene usar?

Teniendo su origen en la cultura del Antiguo Egipto, el delineado pasó por infinidad de estilos a lo largo de la historia, y actualmente está disponible en casi cualquier medio imaginable. Por eso les resulta tan difícil a los principiantes o a personas que no conocen de maquillaje elegir el delineador ideal para ellos, ya que cada producto tiene su propia fórmula, la cual viene con sus ventajas y desventajas a tener en cuenta.

En la entrega anterior habíamos hablado sobre las diferentes formas en las que puede presentarse un delineador, pero esta vez, vamos a explorar más en detalle las variedades de delineadores y, además, cuáles son los mejores de cada tipo en este momento en el mercado.

CAKE: El delineador cake presenta al pigmento en estado sólido, el cual se activa con el contacto con el agua, como si fuese una acuarela. El producto entonces tiene una textura suave, y se aplica en la cara como pintura. Este tipo de delineadores es muy común en maquilladores profesionales, ya que es mucho más práctico que los delineadores líquidos, al ser más fácil elegir la intensidad del color a la hora de realizar el trazo.


Este último es ideal para un acabado más profesional; en lugar de usar agua para activar el producto, tan solo hay que mezclar unas gotas de esta fórmula con el pigmento.

LÁPIZ: Siendo esta la opción más cómoda para llevar encima, el delineador de lápiz es el mejor para dar un efecto natural y suave, ideal para usar durante el día. Además, la fórmula del producto hace que resulte mucho más fácil delinear la parte interior del ojo, ya que muchas veces los delineadores líquidos se corren o se esfuman rápidamente luego de ser aplicados en esa zona. Por otra parte, sirven para hacer diseños detallados, como para esfumarlos y crear distintos efectos. Pero, como aclaramos en la primera parte del artículo, es necesario que la punta siempre este prolijamente afilada para poder tener un buen resultado.

SE RECOMIENDA: Make Up Forever Eye Pencil (delineador de lápiz básico)
Make Up Forever Kohl Pencil (ideal para pieles sensibles)






CREMA/GEL: Considerado uno de los productos más modernos, este tipo de delineadores son bien suaves, perfectos para el mundo de hoy, en el cual el maquillaje y la imagen son un complemento esencial. El diseño de los delineadores en este formato esta pensado en base a la durabilidad, están disponibles en todos los colores y tonos, y, al igual que los delineadores cake, el efecto que producen varían según la técnica implementada o el pincel que se utilice para aplicar el delineador, por lo que pueden dejar un resultado suave, como también uno mucho más intenso.

SE RECOMIENDA: M.A.C Fluidline



GLITTER: Si lo que buscás es un maquillaje shockeante y brillante sin hacer un desastre en tu cara, lo ideal es usar un delineador con glitter o brillo. Lo bueno es que este tipo de delineadores pueden encontrarse en lápices, delineadores líquidos y en gel, entonces uno puede elegir el que más cómodo le resulte usar, o el que mejor logre el efecto que se busca. Con los delineadores que tienen brillo lo mejor es que uno no tiene que recurrir a usar productos de glitter literal, los cuales son difíciles de aplicar prolijamente si uno no tiene la práctica ni el entrenamiento suficiente.

SE RECOMIENDA: Sephora Glitter Eyeliner (derecha)

LÍQUIDO: El delineador líquido es para el maquillador lo que el pincel es para el artista. Diseñado para una mano que pueda mantenerse quieta y con buen pulso, el delineador líquido puede producir un acabado prolijo, detallado y muy rico en color en un solo trazo. Eso si, la durabilidad del mismo depende varía según el producto que se use.


Ya sabemos entonces cómo delinear según la forma de los ojos, qué tipos de delineadores hay y cuáles son los que conviene elegir para maquillar. En la próxima entrega: ¡las últimas tendencias en delineados! 

DELINEADO, un básico.

Parece una de las cosas más fáciles de realizar a simple vista, pero al momento de hacerlo, puede llegar a convertirse en una de las más complicadas; ¿por qué pasa esto con uno de los elementos más importantes y clave de un buen maquillaje?

El delineado no sólo cambia de diseño según la moda, sino que también cambia dependiendo del tipo de ojo que tenga cada uno. Es por eso que se vuelve tan importante analizar previamente cómo son los ojos que van a ser maquillados, ya que el delineado va a ser lo que le de el énfasis adecuado a la mirada, y lo que va a corregir la gran mayoría de los defectos que los ojos pudieran tener. Cada tipo de ojo tiene sus propios trucos para poder lograr un buen delineado básico, vamos a ver algunos ejemplos:

Los OJOS GRANDES tienen que ser delineados completamente: la parte superior, inferior y la interna también. En el caso de que no te guste delinearlo entero, o que quieras darle al ojo un efecto de forma almendrada, otra opción también es la de delinear toda la parte superior, y en la inferior sólo delinear desde el extremo externo del ojo hasta la mitad del ojo y difuminarlo para que emparejarlo con la parte que queda sin delinear, como si dibujaras una V horizontal ("<", la típica cola/ala/wing).


Los OJOS PEQUEÑOS pequeños, al contrario, tienen que ser delineados lo menos posible. Lo ideal es delinear solo la parte superior del ojo, empezando con una línea bien fina desde el lagrimal y que la misma recorra todo el párpado (tiene que estar lo más pegada posible a las pestañas), y puede extenderse un poco en la esquina externa del ojo. Esto ayuda a resaltar los ojos y la mirada, y cuando más delgado sea el delineado, más natural va a resultar el maquillaje y será mucho mayor la ilusión de que los ojos parecen mucho más grandes de lo que en realidad son. La parte de abajo puede ser delineada también, aunque es preferible usar un trazo suave y aprovechar también el truco de la V horizontal, que expande todavía más la mirada.


Los OJOS ESTRECHOS son parecidos a los ojos pequeños, pero la diferencia es que se suma el hecho de que son más alargados (muy comunes en personas con rasgos orientales orientales). También hay que expandir la mirada y agrandar el ojo, pero en este caso el delineado tiene extenderse todavía más en lo que sería el vértice o la punta de la <, por lo que se dibujaría entonces una cola/ala/wing más larga y por fuera del ojo. Además, la línea que va desde el lagrimal al otro extremo del ojo, debe ser más gruesa que la que se recomienda hacer para los ojos pequeños, y por último, delinear solo la mitad externa, para poder terminar la <, y unir esa línea con la cola/ala/wing de la línea de la parte superior. Al igual que con los ojos pequeños, no se recomienda abusar mucho del delineador, ya que se terminaría dando el efecto opuesto al deseado.


Los OJOS ALMENDRADOS son aproximadamente los más "naturalmente proporcionados", por así decirlo, por lo que pueden probarse en ellos una gran variedad de delineados distintos. Lo más importante a tener en cuenta al maquillar estos ojos es mantener la simetría entre las colas/alas/wings del delineado de cada ojo.



Entonces, cuando uno conoce bien como manejarse según los distintos tipos de ojos, puede crear delineados más dramáticos, o de diferentes diseños, y amoldarlos a la forma del ojo, ya sea este pequeño, grande, almendrado o estrecho.

¿Hay algún secreto para que el delineado salga perfecto y dure todo el día?

Para lograr un acabado prolijo y que dure durante todo el tiempo que sea necesario, usar el producto correcto es clave en lo que respecta al delineado de ojos. Por ejemplo, si vas a usar delineador líquido, tiene que ser uno que se seque con rapidez y waterproof, para evitar que se corra o manche el párpado o el resto del ojo y el maquillaje. Además, es conveniente que el pincel del delineador sea lo más pequeño y delgado posible (lo más parecido a la punta de un marcador tipo Sharpie ó microfibra), de esta forma se hace mucho más fácil dibujar sobre el párpado para lograr delineados perfectos, y también ayuda a la hora de probar delineados de diseños más complicados. Por último, el color debería ser bien intenso y rico en tinta, de modo que si el delineado fuese solo una línea muy fina se pueda ver perfectamente (no sirve si el producto parece una acuarela cuando se lo aplique).

Con delineadores de lápiz, es indispensable contar con un buen sacapuntas (uno diseñado para maquillaje, no el que se usa para lápices normales, porque puede arruinar el producto), para que el lápiz tenga siempre una superficie lisa, que no pueda llegar a lastimar al ojo de ninguna forma. Los delineadores de lápiz son muy buenos para los principiantes, y lo mejor es elegir uno que tenga una mina suave y firme (ni muy blanda ni muy seca) para evitar que se parta al aplicarla o que se borre fácilmente al poco tiempo de usar el delineador.







¿Querés saber cuáles son los mejores delineadores que hay ahora en el mercado? Eso y el último grito de la moda en delineado se verá en la próxima entrega, ¿te lo vas a perder?